El Ermitaño – IX

Significado de la carta de tarot El Ermitaño
Carta de tarot – El Ermitaño

PALABRAS CLAVE:
Soledad, sabiduría, guía, inteligencia, paciencia, fe y confianza, independencia, valores, búsqueda interior, repliegue, respuestas y soluciones, prudencia, soledad, discriminación y discernimiento, autoconciencia, iluminar el camino de los demás, despertar espiritual e iluminación, iluminar, iluminar, la “llave” de una situación, crisis, aislamiento.

ASTROLOGÍA:
Virgo
Acuario

NÚMERO:
9

GNOTOLOGÍA:
Universalismo

RUNA CORRESPONDIENTE:
Jera

CORRESPONDIENTE I CHING:
Puesta a tierra

SIGNIFICADO DIVINO:
El Ermitaño habla de un tiempo de retiro, meditación silenciosa y soledad. Se necesita paciencia para enfrentar el mundo interior.

SÍMBOLO:
Tres triángulos uno dentro del otro

ANIMAL:
Águila
Serpiente
(Simbología Espiritual Animal)

COLOR ASOCIADO:
Magenta

MAESTRO:
El Maestro que gobierna al Ermitaño es el Maestro Jesucristo – El Iluminado – también conocido como Sananda dentro de los reinos espirituales.

El Maestro Jesús continúa despertando y fortaleciendo la devoción interior con los corazones de la humanidad. El Maestro Jesús ayuda a estimular la necesidad interior de expresar el amor, para que este amor pueda ser compartido libremente con todos.

El Maestro Jesús intenta inspirarnos a buscar la consecución de una meta que se puso en marcha durante las primeras experiencias de la vida. A través del amor incondicional y el servicio a la humanidad somos capaces de alcanzar la medida de crecimiento necesaria para liberarnos de los huesos de la materia.

Las poderosas energías que emanan del Maestro Jesús (Sananda) están con aquellos que se sienten atraídos por las prácticas de sanación natural, en las que intentamos encontrar el equilibrio correcto entre el bienestar espiritual y el físico.

El Maestro Jesús trabaja en el 6º Rayo, y da su energía a los números 9, 18 y 27, y a los nacidos en septiembre.

ÁRBOL DE LA VIDA:
La Senda 9 en el Árbol de la Vida conecta la palabra clave sephira CHESED (4): belleza, con la palabra clave TIPHARETH (6): misericordia.

La energía de El Ermitaño combina la misericordia y la belleza para lograr una conciencia interior que sólo se logra a través de la meditación y el tiempo de silencio a solas.

PLANTA: Regaliz
El regaliz es un demulcente, un tónico, un anti-veneno y un aperitivo. El regaliz es llamado la hierba’Pacificadora’ porque tiene un efecto calmante en la mente. El regaliz se puede utilizar para las úlceras, la indigestión y la intoxicación alimentaria. El regaliz también se puede utilizar para personas que discuten o se pelean, y para el nerviosismo y la irritabilidad.

Simbólicamente, el regaliz se utiliza para la dificultad de sentirse en paz en su interior.

El significado divino del regaliz habla de un “portador de luz” para otros, mediante la iluminación y la enseñanza mediante el ejemplo. También habla de logro interior y humildad.

EL MENSAJE:
Como una de las cartas que se asemejan a la vejez, también representa llevar la luz de la sabiduría, mirar al inconsciente y observar los sueños. Hay un énfasis en la paz y la paciencia, por medio de las cuales se alcanza la madurez, y un esfuerzo por conectarse con el yo espiritual superior.

Una persona madura, el Ermitaño simboliza la deliberación sobre el camino a seguir, la reevaluación de los logros y metas, y tomarse el tiempo para reflexionar y planificar. En un entorno negativo, esta tarjeta puede parecer un aislamiento excesivo, falta de comunicación, intolerancia, crisis y duda.

El Ermitaño también representa al líder espiritual, el amo de la tarea que dirige con propósito, conciencia y sabiduría.

El mensaje del Ermitaño es de autoaceptación y confianza en sí mismo. Te pide que irradies una fuerza espiritual más elevada y que ayudes a “iluminar” el camino para los demás. Puedes convertirte en una linterna para las almas en apuros.

El Ermitaño representa a una persona que muestra el camino a los demás de una manera tranquila y gentil. Él es un duchador de caminos, un portador de luz y un trabajador de luz, iluminando el camino para otros. Él asiste con su sabiduría, guía y todo su aprendizaje superior y conocimiento intelectual. El Ermitaño habla de alguien con una mente poderosamente analítica. El Ermitaño enseña con el ejemplo.

El Ermitaño representa a alguien que es de pura intención y que es un buscador de la verdad y la sabiduría, y que habla la verdad, siempre.

La energía de El Ermitaño combina la misericordia con la belleza para lograr una conciencia interior que sólo se logra a través de la meditación y la reflexión interior. La imagen del Ermitaño es sombría.

El Ermitaño nos dice que cuando la soledad es confrontada y a su vez aceptada, ya no es tan aterradora. Nos libera para tomar decisiones que no tienen por qué basarse en el miedo al aislamiento.

El Ermitaño tiende a ser un perfeccionista y es muy leal a cualquier causa que les apasione. El Ermitaño representa a una persona que no puede ser atada por lazos que limitarían la habilidad de la persona para dar a toda la humanidad y formas de vida (por ejemplo, pájaros, animales, reptiles, peces, etc.). El Ermitaño habla de una persona que siempre está dispuesta a ayudar a los demás, especialmente a los que están dispuestos a buscar “la luz”.

Parte del mensaje de El Ermitaño es el de aceptar las limitaciones del tiempo y de la vejez. Nos guste o no, todos debemos envejecer. Podemos intentar negar o disfrazar el proceso de envejecimiento, pero el tiempo no tiene en cuenta las falsedades. Si no aceptamos los límites impuestos por el tiempo, nos espera un destino peor.

Entre las lecciones que El Ermitaño tiene que enseñarnos están las de la aceptación y la paciencia. El Ermitaño pide que uno mire hacia adentro en busca de coraje y perspicacia para descubrir nuestros propios niveles más profundos.

El Ermitaño también puede enseñarnos sobre la soledad. Uno de los mayores temores del hombre es el de estar solo. Sin embargo, después de haberte sometido a esa prueba, puedes descubrir los recursos que la soledad puede ofrecer.

El Ermitaño también trae el mensaje de que para poder unirse verdaderamente a otro, primero debes estar verdaderamente solo. De lo contrario, la unión nace del miedo a la soledad.

La vibración del Ermitaño es de un “espíritu libre”. Sin embargo, a menudo es una figura solitaria. El ambiente estéril detrás de la figura de El Ermitaño significa aislamiento.

El personal que posee El Ermitaño es el “Bastón Patriarcal” y se utiliza en el camino de la iniciación. Algunos lo ven como la “guadaña del tiempo” o el “Bastón de la Experiencia”.

Sosteniendo su lámpara/linterna encendida con sabiduría y conocimiento superior, y apoyándose en el “bastón de la experiencia”, El Ermitaño representa la sabiduría y el aprendizaje obtenido a través de la vida.

La linterna/lámpara sostenida en lo alto por El Ermitaño contiene una estrella de 6 puntas, y esta estrella es el “Sello de Salomón”. Indica que cada alma está en el camino de la vida – un estado de ser consciente en lugar de ser Universal. También representa que la lámpara simboliza la obtención de la perspicacia y la comprensión del período solitario de espera al que uno ha sido sometido. La estrella brillante en la linterna también representa la mezcla de la idea del “Anciano de los Días con la Luz del Mundo”. La luz brillante de la linterna de los Ermitaños simboliza la iluminación del mundo interior cuando el exterior parece oscuro.

El faro que El Ermitaño tiene en su interior dice’donde yo estoy, tú también puedes estar’.

El manto que usa es el “manto de la discreción” y es indicativo de sabiduría.

La oscuridad que se muestra alrededor del Ermitaño indica el “interior oculto” que es el campo subconsciente de la operación Divina.

Siendo gobernado por Virgo, El Ermitaño se preocupa por el mantenimiento y la purificación del cuerpo, y esta energía necesita eliminar cualquier impureza del cuerpo y la mente, y ajustar y refinar la personalidad.

El Ermitaño, en relación a Acuario, trae la energía de las funciones mentales y están representados por la “mente superior”. Acuario da a El Ermitaño la energía para ser pensadores de futuro e inventores. El Ermitaño es un pionero para otros.

El Ermitaño se relaciona con las energías del número 9, lo que indica la necesidad de completarlo para que puedan comenzar nuevos comienzos. Uno debe mirar la necesidad de terminar todas las cosas, grandes y pequeñas, y no dejar nada sin hacer o sin terminar. El número 9 indica la necesidad de completar para que puedan comenzar nuevos comienzos y para que uno sea capaz de avanzar hacia el futuro con valor y convicción.
El número 9 es el número de los humanitarios, y El Ermitaño es uno que está ahí fuera ayudando a la humanidad de cualquier manera que pueda; incluso a escala Universal. El número 9 indica Universalismo y la finalización de un ciclo. Las 9 en una lectura indican la finalización de los eventos.

El mensaje del Ermitaño es que TODAS las tinieblas no pueden borrar la luz, ya que la luz siempre está ahí para seguir.

SIGNIFICADO:
La carta del tarot ermitaño simboliza la meditación, la reflexión y la soledad.

La tarjeta de Ermitaño infiere que usted puede estar a punto de progresar a una nueva etapa de la vida, pero puede necesitar primero eliminar cualquier dificultad de una situación actual para poder hacer un progreso positivo. Esto implica que usted puede haber experimentado recientemente dificultades que resultaron en soledad y aislamiento.

Cuando El Ermitaño aparece en una lectura, puede estar indicando que alguien ha completado una parte importante del viaje de su vida, y/o indicando que se han alcanzado las metas.

El Ermitaño en una lectura implica que usted debe esforzarse por despojarse de los pensamientos de desconfianza y reserva.

El Ermitaño en una lectura te pide que seas más autosuficiente y que controles los acontecimientos. Esto es especialmente cierto en tiempos de preocupación o crisis. La ayuda y asistencia de otros está disponible si es necesario, sin embargo, es sólo a través de la contemplación de uno mismo que el progreso puede ser hecho.

Cuando El Ermitaño aparece en una lectura, trae un mensaje de que la guía y la asistencia están disponibles para usted. Sin embargo, debe tener en cuenta que sus acciones son su responsabilidad. Use este tiempo sabiamente para reflexionar sobre sus acciones.

El Ermitaño en una lectura te pide que seas un buscador de conocimiento. El mensaje del Ermitaño es “busca y encontrarás”. Con una excelente previsión, una planificación adecuada y la voluntad de estudiar, usted logrará sus objetivos con facilidad. Confíe en sus habilidades en todos los niveles.

El Ermitaño te pide que aprendas a sintonizarte con’el yo’. El Ermitaño te pide que escuches tu voz interior y te dice que te retires del mundo por un tiempo para que puedas renovar tu creatividad.

El Ermitaño que aparece en una lectura puede estar diciéndole que un objeto material o un deseo espiritual puede llegar a buen término.

SENTIDO INVERSO:
Palabras clave:
Exclusión, autocompasión, comportamiento insensato, estrechez de miras, aislamiento, tristeza, soledad, retrasos, aplazamientos, cancelaciones, engaño, fraude, mentiras, deshonestidad.

Apareciendo al revés, El Ermitaño indica soledad y autocompasión. En lugar de vivir en el pasado, El Ermitaño te insta a mirar hacia adelante y buscar soluciones a los problemas.

Cuando El Ermitaño aparece invertido en una tirada, le advierte que detenga sus actividades actuales para permitirle resolver algunos problemas actuales, y para evitar que ocurran errores debido a planes defectuosos. Vuelva a evaluar su posición.

El Ermitaño, cuando se invierte, puede estar implicando que usted se siente aislado, rechazado, solo y sin amor. Un ajuste de actitud le dará la vuelta a esto, así que mire a lo positivo y todo parecerá mucho más brillante.

El Ermitaño invertido también puede ser una advertencia de objetos perdidos o robados.

El Ermitaño que aparece al revés puede estar hablando de dar y/o recibir malos consejos o consejos, o rechazar ofertas válidas de ayuda. Puede estar implicando que usted se está comportando de una manera estrecha e inflexible. Puede indicar que alguien se niega a escuchar los sabios consejos y la sabiduría, en su propio detrimento. Se te pide que no permitas que el ego se interponga entre tú y el sentido común.

El Ermitaño invertido representa una falta de fe y un corazón y una mente cerrados. Dice que usted puede estar sintiendo el deseo de separarse de aquellos que están cerca, pero la motivación es errónea y la acción es fría.

El Ermitaño invertido indica la necesidad de hacer frente a las imperfecciones. Es necesario aceptarlos y aceptarlos para permitir el desarrollo.

Revertido El Ermitaño habla de no tomarse el tiempo suficiente para reflexionar sobre sus acciones y sus posibles consecuencias.

Cuando El Ermitaño aparece al revés, sugiere que la introversión, el fraude y el engaño arrojarán sus sombras. También puede ser una indicación de que ha llegado el momento de cambiar el curso de su vida, o que puede ser necesario mudarse a un nuevo lugar.

El Ermitaño al revés puede estar diciendo de la incapacidad de admitir que hay tal cosa como un “momento equivocado” y la incapacidad de enfrentar la realidad. Incluso puede estar implicando una situación en la que usted no está reconociendo que está equivocado, incluso cuando sabe que lo está.

El Ermitaño que aparece en una lectura invertida puede ser una advertencia de retrasos, aplazamientos y cancelaciones.